julio 23, 2024 12:33 am
Home > EDITORIAL > AVANCE 21

AVANCE 21

La fe no es ciencia ni conocimiento

Debatiendo en redes sobre temas de religión, ciencia y sus diferencias fundamentales, con un fan de origen español, a él se le ocurrió argumentar, literalmente, que “toda Teología es antropología”. Y me parece que hay que señalar que eso es completamente incorrecto.

Es importante aclarar que la teología y la antropología son disciplinas muy distintas con enfoques y objetivos muy diferentes. La teología se ocupa del estudio de la religión, la fe, la “divinidad” y las creencias religiosas; mientras que la antropología se dedica al estudio del ser humano, su cultura, sociedad y comportamiento.

Como ya dijimos, la teología se centra en el estudio de lo “divino”, lo trascendental y la relación entre la humanidad y lo “sagrado”. Su objetivo es comprender la naturaleza de dios, los conceptos teológicos, la interpretación de textos religiosos y la experiencia religiosa.

En total contraste, la antropología se enfoca en el ser humano y sus diversas manifestaciones culturales, sociales y biológicas. Para la antropología el ser humano es un animal sociable, mientras para la teología somos “creaciones de dios”.

La teología utiliza “métodos de estudio teológicos”, como la exégesis (explicación) de textos sagrados, la hermenéutica (interpretación), el análisis teológico y el estudio de la historia religiosa. Y por el otro lado, la antropología sigue los procedimientos del método científico general, es decir, el observar, el elaborar hipótesis, verificar y concluir. Para ello emplea métodos etnográficos, entrevistas, observación participante y análisis comparativo para investigar y comprender las sociedades humanas.

Los teólogos buscan respuestas a preguntas sobre la naturaleza de dios, la existencia del mal, la “salvación” y el propósito de la vida. Los antropólogos, por su parte, a ellos les interesa temas como la diversidad cultural, las prácticas sociales, la evolución humana y los sistemas de parentesco.

Aunque la teología y la antropología pueden abordar temas que se por momentos superponen muy ocasionalmente, no se puede afirmar que toda teología sea antropología. Sin embargo, puede haber diálogos y enfoques complementarios entre ambas disciplinas en áreas muy específicas, como el estudio de las prácticas religiosas de una comunidad o la influencia negativa o positiva de las creencias en las estructuras sociales.

La antropología busca respuestas a las dudas sobre el ser humano, mientras que la teología busca confirmar creencias ya preestablecidas por las tradiciones religiosas. La diferencia es enorme.

Pero entonces ¿La teología sólo es mitología? Ya dijimos que la teología se centra en el estudio y la reflexión de las creencias religiosas, los conceptos teológicos y la relación entre la humanidad y lo sagrado. En contraste, la mitología se enfoca en los mitos y leyendas, que son narraciones tradicionales y simbólicas que explican el origen del mundo, los dioses antiguos, los héroes y otros aspectos de la realidad desde una perspectiva cultural o religiosa específica pero ya caduca.

La teología se basa en la creencia de que los conceptos teológicos y las enseñanzas religiosas tienen un significado literal y trascendental. Mientras que la mitología se considera una forma de expresión simbólica que busca transmitir enseñanzas morales, culturales o cosmogónicas a través de relatos míticos.

La teología está arraigada en tradiciones religiosas específicas y se desarrolla dentro de un contexto “histórico” y cultural determinado. Mientras que la mitología está presente en muy diferentes culturas y períodos históricos, ya que los mitos son parte integral de la identidad cultural y las creencias religiosas de muchos pueblos antiguos.

La diferencia principal entre ellas, es que la teología tiene feligreses religiosos que creen que es real lo que dice, mientras que en la mitología se sabe a ciencia cierta que sólo se trata de leyendas y mitos religiosos ya extintos.

Es importante tener en cuenta que la relación entre la teología y la mitología puede variar según las perspectivas religiosas y los enfoques académicos que van actualizándose con el paso del tiempo. En algunos casos, la mitología puede ser considerada como parte de la tradición teológica de una religión en particular, mientras que en otros casos puede haber un enfoque más crítico o académico al estudiar los mitos como expresiones culturales y simbólicas.

Pero a final de cuentas, toda religión al pasar los siglos, tarde o temprano termina convirtiéndose en mitología. Los datos duros y la historia así nos lo han enseñado. El hermetismo egipcio duró varios milenios y hoy se sabe a ciencia cierta que sólo es mitología, y todas las religiones actuales van en esa misma dirección.

Ahí se las dejo de tarea. 

http://twitter.com/belduque

https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/
You may also like
AVANCE 21
AVANCE 21
AVANCE 21
AVANCE 21